El pecho en la lactancia

Aproximadamente al segundo o tercer día tras el parto se produce la subida de la leche. Al principio el pecho produce calostro, la primera leche, que es especialmente rica en nutrientes y elementos inmunizantes.
Las hormonas de la lactancia desencadenan la producción de la leche. Son las encargadas de que los lóbulos mamarios se llenen de leche, la cual llegará al pezón a través de los conductos galactóforos.            

 
Estado normal Fase de crecimiento

Con la primera subida de leche el pecho se endurece y la piel se tensa. Retiene líquido y experimenta una mayor circulación de sangre. En ocasiones este proceso puede ser doloroso. No obstante, estas molestias iniciales pronto desaparecerán. 

Beneficios de la lactancia para madre e hijo 

Con la leche materna tu bebé recibe todo lo necesario para un crecimiento sano, y mucho más:

  • La leche materna contiene nutrientes vitales que protegen al bebé de posibles infecciones y alergias
  • Dar el pecho fortalece la unión emocional entre madre e hijo
  • La succión estimula el funcionamiento de nervios y músculos del bebé, influye positivamente en su desarrollo intelectual 

Dar el pecho también aporta muchos beneficios a la madre:

  • La protege de posibles infecciones y reduce el peligro de hemorragia tras el parto
  • La hormona de la lactancia ayuda a la recuperación del tamaño original del útero 
  • El consumo adicional de calorías facilita la pérdida de peso

Consulta durante el embarazo a tu matrona sobre la lactancia. En muchas localidades se organizan cursos y seminarios de preparación. De esta manera ya estarás preparada cuando llegue la hora y te sentirás más segura.


Un buen sujetador de lactancia aporta la sujeción necesaria

Dado que tu pecho no solo aumenta de volumen, sino también de peso, durante la lactancia necesitas la sujeción suficiente para mantener su forma. Los sujetadores de lactancia de Anita Maternity no solo proporcionan una forma bonita, sino que también aportan una sujeción óptima al pecho, hasta en las tallas más grandes. Las copas están preformadas, para que ninguna costura moleste, especialmente después de la subida de la leche. El sistema KwikKlip® le ofrece la posibilidad de abrir y cerrar la copa del sujetador con una sola mano, mientras sujeta a su bebé en brazos. Los tirantes y las copas están unidas para que todo permanezca en su sitio.

Un buen momento para comprar tu sujetador de lactancia de Anita Maternity es a partir del séptimo mes de embarazo, puesto que tu pecho aún estará creciendo hasta entonces. El sujetador no debe quedar demasiado ajustado, puesto que podría influir de forma negativa en la subida de la leche. 

Sigue cuidadosamente las instrucciones de medición para averiguar tu talla exacta o consúltanos.

 

Suscribete a la newsletter 10% descuento