Así cambia el pecho de la mujer durante el embarazo  

Una ligera tirantez en el pecho junto a unos mareos por la mañana son unos de los primeros síntomas de un embarazo. El pecho empieza a prepararse para su función más importante tras el embarazo, la lactancia. Esto llevará a que tu cuerpo sufra una serie de cambios.   

Tu pecho está compuesto de tejido conjuntivo, glándulas mamarias, grasa y una capa de piel. No contiene tejido musculoso en sí, sino que se encuentra encima de éste. A causa de las hormonas del embarazo, las glándulas mamarias empiezan a madurar desde el primer mes, haciendo que los pechos vayan aumentando de tamaño a fin de que a la hora de la lactancia se produzca la leche suficiente para alimentar al bebé. Si además le sumamos la retención de líquidos que se producirá durante el embarazo, las mamas aumentaran su peso entre 300 y 500 gramos.              

 

 
Estado normal   Fase de crecimiento

El crecimiento del pecho durante el embarazo 

Este crecimiento estira tanto la piel como el tejido conjuntivo del pecho. Si éste no consigue la suficiente sujeción y apoyo, los pechos se deforman y comienzan a aparecer las antiestéticas estrías. En pechos voluminosos además podría darse dolorosas tensiones en la zona de la nuca y hombros. Las fibras que mantienen tu pecho erguido pueden estirarse e incluso perder su elasticidad sin la sujeción e hidratación adecuadas de forma que, después del embarazo y la lactancia, cuando el pecho vuelve a disminuir de tamaño, puede haber caído de manera irremediable. Vale la pena que inviertas en un buen sujetador y destines unos minutos diarios a hidratar tu piel con productos indicados para evitar estrías y con alto poder hidratante. No olvides hidratarte también por dentro bebiendo mucha agua  ¡No te arrepentirás! 

 

Sujetadores de embarazo Anita maternity ofrecen una sujeción perfecta.

Los sujetadores Anita Maternity se adaptan al crecimiento del pecho sin oprimirlo. Gracias a la pretina lateral en las copas sujeta el pecho de forma óptima evitando así la aparición de estrías y deformaciones en el pecho.

 

Por qué es tan importante la calidad

Todos los sujetadores de embarazo de Anita Maternity  están elaborados de materiales de alta calidad, libres de sustancias nocivas, suaves y elásticos, para garantizar la máxima comodidad y proteger de ese modo los pechos ahora más sensibles que nunca. Se adaptan perfectamente a pechos voluminosos, sin cortar ni marcar en la piel, y alivian la zona de hombros y nuca con tirantes de alivio anchos y regulables. Todos los modelos de sujetadores de Anita Maternity garantizan una óptima adaptación y sujeción hasta en las tallas grandes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Suscribete a la newsletter 10% descuento